Su madre la lleva a un masajista…

El mismo trato que recibía esta madura a manos de su masajista personal, recibió su hija el día que tuvo el placer de ser «manoseada» por aquel profesional. En época de exámenes las chicas van muy estresadas y los padres debemos estar atentos para echarles una mano si es necesario, no sé si hasta este punto, pero si intentar que estén más relajadas…

madre e hija