Siempre me gustaron las pelirrojas

Con lo que siempre me han gustado y mira tu por donde que mi hermano se echó una novia pelirroja, no podía haber sido morena o rubia, no, tenía que ser pelirroja y además con pequitas. Uno no puede luchar contra el destino y si me puso a mi cuñada delante fue por algo, por lo tanto no dejé pasar la oportunidad de comprobar si estas chicas eran tan buenas en la cama como se decía…

cuñadas