Regalo doble para su abuelo

El abuelo de esta jovencita nunca olvidará el doble regalo que la muy zorra le hizo por su jubilación. Por un lado le invitó a una sesión de sauna relajante para que se olvide ya para siempre del trabajo y por otro le dejó probar algo que su yayo llevaba tiempo deseando: su coño. Todo abuelo desearía tener una nieta tan puta.

abuelo y nieta