¡Qué divertido es trabajar con mi tía!

Y yo que pensaba que me iba a resultar más complicado trabajar con mi tía… Los primeros días pensé que este trabajo no estaba hecho para mí pero afortunadamente mi tía (que también es la dueña de la empresa), está ahí para echarme un cable y lo que haga falta con todo lo que necesito.

tia y sobrino