Pillados por mama en pleno calentón

Esta parejita de novios estaban en plenos preliminares antes de echar un polvo, cuando de pronto la madre de ella regresó a casa sin que nadie la esperara. La situación se volvió un poco bochornosa y ninguno sabía muy bien qué decir, pero la señora fue la que dio el primer paso para salir de ella, y fue con un sorprendente beso en la boca a su propia hija, que dejó a los chicos con la boca abierta, alucinando más si cabía. Y es que esta madura calentorra vio la oportunidad de tener sexo con la pareja, olvidando que la chica era su hija, y que el chico podría terminar siendo su yerno si todo seguía como estaba… o pensándolo y viendo que eso le causaba mucho más morbo.

orgias familiares