Mi cuñada lleva las riendas

Cuando empecé a follar con mi cuñada, ni ella ni yo llegamos a sospechar que nuestra relación oculta duraría tanto tiempo. Ahora es como si hubiéramos caído en una rutina y cada vez que a ella le apetece follar conmigo me pide que vaya a hacerle una visita a su casa. Si no lo hago se lo contará a mi hermano.

cuñadas