Eres una zorra hija, me has mentido

Su padre confiaba ciegamente en ella, pensaba que no era igual que sus amigas ya que sabía que eran todas unas zorras y que siempre andaban con chicos follando. Aquel día la joven se había quedado dormida y papá entró furioso a la habitación porque llegaría tarde a la universidad. Mientras ella se desperezaba el viejo cogió su teléfono móvil y descubrió que la muy guarra había quedado con una amiga para follar con unos señores mayores. Aquello dejó descolocado al pobre hombre y solo podría pasar un milagro para que o hubieran consecuencias…

padre e hija