Cuando ellas tienen ganas…

Hay algo que me jode muchísimo y es que cuando nosotros tenemos ganas de follar nos toca estar horas convenciendo a nuestra pareja para echar un polvete, sin embargo, cuando a ellas les apetece no tardamos ni un segundo en decirles que si. A este viejo le pasa algo parecido con su hija ya que es una jovencita consentida que tiene todos los caprichos que pide, aunque en este caso estaría más justificado…

padre e hija